Spanish English Portuguese

Miércoles, 08 Noviembre 2017 12:02

Presentamos el cartel conmemorativo por los 100 años de la Revolución Rusa

Afiche conmemorativo Afiche conmemorativo SNM-DNC-MEC / Inst. Cuesta Duarte PIT-CNT

Al cumplirse el centenario de la Revolución Rusa, el proyecto Sistema Nacional de Museos de la DNC-MEC y el Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT imprimen un cartel conmemorativo del acontecimiento. El mismo, al estilo de los hoy llamados “afiches”, está impreso en papel de obra, siendo sus medidas 71 x 45 cms. Se entendió al cartel como un objeto conmemorativo pertinente, dado el papel que jugó antes, durante y después del año 1917, como herramienta de propaganda y agitación, y como herramienta de concientización y educación. También cabe destacar el lugar que ocupa en la historia de las artes visuales a nivel mundial. Anónimos y renombrados artistas pusieron su arte al servicio de la propagación de las ideas y del desarrollo de las artes, acorde a los nuevos tiempos que se vivían.

Sobre el concepto y los contenidos del cartel conmemorativo

Un cartel que, más allá de la distancia geográfica y temporal, se vincula material y conceptualmente con aquellos de la época de la revolución.

La tipografía adoptada es reconocible para el idioma español, pero presenta una estética que remite a una grafía diferente, con algún símbolo "extraño" para nosotros, dando la idea de otro alfabeto (recordemos que la lengua rusa utiliza el alfabeto cirílico).

Se genera una composición que fusiona imagen fotográfica con dibujo, como punto de contacto con las técnicas de fotomontaje y fotocollage que encontramos en muchos carteles de entonces (técnica muy común en la actualidad pero innovadora en su época). Para ello se toma a la escultura «El obrero y  la koljosiana» (campesina comunitaria), de la destacada escultora letona Vera Mújina (1889 – 1953), realizada para coronar el pabellón de la URSS en la Exposición Internacional de París del año 1937. Destacan la calidad, belleza y potencia de la escultura realizada en el vigésimo aniversario de la revolución, así como el mensaje que transmite. Es una obra realizada en acero inoxidable, de 24,5 metros de altura. Dos figuras humanas, una campesina y un obrero industrial, representan que el poder de la URSS se basaba en el pueblo y en su trabajo. Ambos sostienen una herramienta en su mano, un martillo y una hoz, símbolos de identidad adoptados poco después del triunfo de la revolución. Esta escultura se encuentra actualmente en Moscú, cerca del Centro Panruso de Exposiciones (ver).

La “casualidad” quiso que el pabellón de la URSS estuviera enfrentado al pabellón de la Alemania nazi, como símbolo del enfrentamiento ideológico existente, y que llevaría a un conflicto bélico pocos años después (ver foto de pabellones enfrentados, ver detalle pabellón de la URSS, ver detalle de pabellón de la Alemania nazi). En esta Exposición Internacional es en la que Pablo Picasso presenta su “Guernica”en el pabellón de la España Republicana. Toda una síntesis de aquellos tiempos.

Para el cartel conmemorativo se sustituyen la hoz y el martillo por una bandera roja, portada en pie de igualdad por un hombre y una mujer. El color rojo es un símbolo revolucionario, y su uso tiene antecedentes en la Revolución Francesa (1789) y en la Comuna de París (1871). Es un  color identificado con la revolución comunista triunfante, adoptado expresamente por ella (por ejemplo como color de fondo de su bandera nacional o para la denominación de su ejército). El hombre y la mujer sostienen conjuntamente y en alto la bandera, símbolo de la igualdad de derechos que fueron implementados a partir del triunfo de los revolucionarios. 

Otro vínculo que podemos encontrar entre este cartel y un momento histórico relevante, es que la imagen remite también a la famosa foto de la toma del Reichstag por el Ejército Rojo, en la caída de Berlín (ver foto).

 

Visto 314 veces

snm